El CENSSA Mantiene Certificación de Calidad ISO 9001:2015

Tras culminar una nueva auditoría de mantenimiento, llevada a cabo por la agencia certificadora SGS, el Centro Nacional de Servicios de Sangre (CENSSA) califica para seguir certificada bajo las Normas  ISO 9001:2015, como un reconocimiento a la calidad de los productos y servicios que presta a la ciudadanía.

ISO 9001:2015 es la norma Internacional de Gestión de la Calidad más reconocida del mundo. Con ella se garantizan los procesos y la trazabilidad de las actividades que realiza el CENSSA, desde la atención del donante, la obtención de la sangre y su procesamiento,  hasta  tener  los hemocomponentes  disponibles  para la transfusión, en el tiempo oportuno y bajo condiciones controladas, para toda la población paraguaya.

La Norma es aplicable a cualquier tipo de organización de cualquier sector o actividad. En este caso, ayuda a demostrar la capacidad del CENSSA para obtener productos que cumplen las expectativas del cliente y los requisitos de la Norma

Este logro fue alcanzado por primera vez  en el año 2020, luego de que todo el equipo humano, técnico y administrativo, haya encaminado sus acciones a atender la creciente demanda de calidad en la atención en los bancos de sangre, cuyos productos deben ser plenamente seguros.

De esta manera, se reafirma el compromiso del banco de sangre en todos los procesos que realiza. Hasta hoy, se sabe que, la única manera de obtener sangre y hemocomponentes seguros  es a partir de la donación voluntaria y altruista, acompañada de un sistema de gestión de la calidad, desde la colecta de sangre hasta la transfusión en los pacientes.

Antecedentes

A mediados del año 2007,  el entonces Centro Nacional de transfusión sanguínea, había implementado un sistema de gestión para bancos de sangre con el apoyo de la OPS, luego de obtener la certificación de un modelo internacional de sistema de gestión de la calidad.

Más adelante, a través de un convenio, se inicia el envío de  plasma excedente al laboratorio de Hemoderivados de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Argentina, para lo cual se debía  ajustar a los requisitos técnicos y legales, que la exportación de un producto biológico lo exige. Fue  así que, el 16 de diciembre del año 2014, la institución tuvo la primera inspección a cargo de técnicos del mencionado laboratorio. El cual fue aprobado e inicia la preparación del primer cargamento de plasmas para la exportación.

Posteriormente, en el año 2015, el CENSSA con la colaboración de una consultoría de pre certificación, inició un arduo trabajo de equipo, que incluyeron capacitaciones y reuniones periódicas de trabajo en las cuales se analizaban las fortalezas y debilidades en cuanto al cumplimiento de los requisitos para la obtención de la certificación ISO 9001:2015, que finalmente fue lograda en el año 2020.