Impacto Ambiental Positivo y Miles de Beneficiarios

600 mil van a ser los beneficiarios en forma directa e indirecta tras la puesta en funcionamiento de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de San Lorenzo. Las obras que demandaron una inversión de más de 150 mil millones de guaraníes, financiada por un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), están en la etapa de culminación.

Las obras incluye, además de la PTAR, la rehabilitación de 24 kilómetros de tuberías de alcantarillado sanitario, y la instalación de 110 kilómetros de nuevas tuberías. Una vez en funcionamiento, el sistema evitará que el arroyo de la ciudad siga recibiendo descargas altamente contaminantes, que lo han degradado severamente.

En la Planta de San Lorenzo el proceso de depuración se hará mediante mecanismos completamente automatizados y monitoreados desde una sala de control. Tras cumplirse una primera etapa del proceso –el filtrado de residuos sólidos, arena y grasas-, los efluentes cloacales recibirán un tratamiento biológico y químico para eliminar la materia orgánica y otros elementos contaminantes, antes de su vertido al arroyo de la ciudad.

De esta manera la planta impactará de manera positiva en toda la cuenca del emblemático lago Ypacaraí –seriamente afectado por la contaminación-, de la cual forma parte, como afluente del arroyo Yuquyry. Como resultado, mejorarán también las condiciones ambientales del entorno, así como los indicadores de salud y calidad de vida de las personas.