Vaticano Condena Ataque Ruso a Hospital Pediátrico en Ucrania

El secretario de Estado Vaticano, cardenal Pietro Parolin, expresó su consternación por el bombardeo ruso a un hospital pediátrico de Ucrania. El integrante del purpurado reiteró que la Santa Sede está dispuesta a mediar en el conflicto.

Pietro Parolin se pronunció respecto al bombardeo de Rusia a un hospital de Ucrania durante una conferencia de prensa celebrada en Roma, expresando su preocupación por una eventual guerra total.

El secretario de Estado Vaticano dijo que es “inaceptable” y sin motivaciones el ataque ruso al centro asistencial de Mariúpol, que cuenta con salas de maternidad y pediatría, informó el portal Vatican News.

Con relación a las conversaciones del Vaticano con el Gobierno de Rusia, el cardenal se refirió a un diálogo telefónico con el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov. Dijo que el espacio para las negociaciones “era limitado”.

El alto representante de la Santa Sede reiteró la predisposición del Vaticano en buscar soluciones diplomáticas que puedan poner fin a la guerra entre Rusia y Ucrania.

La Santa Sede pidió que se detenga el conflicto y que se consoliden las negociaciones, poniéndose a disposición para mediar, si se considera que puede ser de ayuda.

Actualmente dos cardenales, el limosnero papal Konrad Krajewski, y el prefecto interino del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, Michael Czerny, están instalados en Ucrania con la intención de mediar e impulsar acciones humanitarias.

Cuando están a punto de cumplirse dos semanas del inicio de la ofensiva rusa en Ucrania, Kiev acusó a Rusia de haber bombardeado un hospital infantil en la ciudad de Mariúpol, mientras estaban abiertos varios corredores humanitarios acordados entre las partes para evacuar a la población civil.

El éxodo de ucranianos hacia países vecinos continúa. Según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, entre «2,1 millones y 2,2 millones» de ucranianos partieron desde el 24 de febrero. «Tan solo Polonia recibe 150.000 por día», afirmó.

Compartir noticia: